lunes, 28 de abril de 2008

MANIFIESTO GENERACIONAL, de nacho aldeguer


-------------------------------------------


F.URIA BEATS
siempre supongo que no se sabe hasta que punto rima la vida.
me voy guardando textos
para cuando cuajen los tiempos en la retina.
las dos últimas canciones me las visto de polvo de esquina,
y voy a intentar explicarte (o mejor momenteamos)
lo de la calle es la clave de FArra
lo de las tesis de vidas exclavas... a lucharse-superación.
cuándo te mueves en escenarios de agua
camas bordadas de ganas y al menos
conoces a uno de cada especie y vas vislumbrando
que sin fango
los charcos son sinónimos de-mojarse y cruzar.
en algún momento comienzo a mirarte de verdad.
así que BEATS, así, tal cual...
es la historia de tantas letras
que estas
se me ponen pesadas, pero pienso subir tus pestañas
hasta que te vivas lo que quiero contarte.
entre otras, porque tú ya lo sabes pero hablas sin nombres.
vamos a odiar eso de clasificar y calificar y
ponernos chulos entre sudores de manos.
cualquiera que siga esta línea de ideas sin poema...
sabrá de lo que te hablo:
la FURIA y el BEAT
tienen tanto jugo como tus samples de noche pasados por humo.
sí, claro, claro que fumo.
podrías hacerte otro para cuando me de por callarme y pinches
--next track--
si consigues la manera de hacerte manejar
te lo enseño lo que he pensado, así como en un par de años
ya sabes,
hasta terminar de crecer.
sé que es posible emocionarse
con el rock con el jazz y con el rap a la vez.
lo sé, porque también me pasa
y tenemos todo el estómago en discos duros que se calientan
porque los wav y los avi lo saben:
qué cojonudo lo vamos a hacer.

2 comentarios:

P. dijo...

Creo que me acabo de enamorar...

silvi orión dijo...

Música de ogros

La depresión es buscar la pasión en el lugar equivocado

huele a marihuana y no se puede y no soy yo y ya me mosquea, ves?
di lo que quieras, que el doble pedal será siempre de naturaleza punk
parches tamaño folio a la espalda
y tamaño parche en plan souvenir atestando chalecos gastados,
fotoshoot the backstage
hay quien gafas de sol por la noche
hay quien de verdad se nota que quiere a la novia
cataclash, es poético que se derramen los vasos, así, tan exagerao
cataclash de mis amores, where have you been todo este tiempo
hay quien todavía con sus new balance, to molando

prefiero llorar con motivo, significaría que algo me importa lo suficiente
y eso siempre está bien, por más que duela
es más, si duele, mejor

prefiero haber vivido lo increíble aunque acabado
a no saber siquiera de su existencia

Besos sin sentimiento

Mañana nada
y a la vez, ya se nos ocurrirá algo
mientras no me faltes me da igual cómo estemos

tengo pétalos en el bolsillo, ya ves tú qué cursilada
dice mucho de mí lo que me duran las rosas
y ser hermana pequeña

soldados a la confusión, hay que elegir, esta vez sí: el absurdo o el misterio
ataque de pánico, inexplicable
ataques de risas como mayor expresión de estar vivo, de querer estarlo

sanguijuelas a la piel
si hay que morir, que sea de conmoción, de jazz, de demasiado
si hay que morir que sea de amistad

sistemáticamente degenerados
siguiendo patrones de viento, no al aburrimiento, sí a la verdad
no a la realidad, sí a la ciencia ficción si es que preferimos volar

me encantan sus obras
porque tienen una pureza suprainfantil
entre perfecta y genial para un mundo tan sadomasoquista,
no podía parar de llorar
no podía parar

en estado de shock quedó
en estado de shock

mandala
círculo que resume el universo
orión

creatividad, agua espesa
estar cada día menos deprimido que el anterior
trabajar en lo que te gusta y lo justo
llevar a cabo un sueño de la infancia
los animales con visión nocturna ven el inconsciente, vemos

todo lo que aparece en nuestros sueños es absolutamente real
no se puede vivir en ellos, ni aferrarse, ni dormirlos a merced, pero es real
quizá más que esto de las teclas y las quedadas de última hora
son nuestro yo profundo
por favor, un respeto
y valor. Sólo los valientes lo consiguen

no importa la verdad, sino la autenticidad
lo que importa es lo bello

no me creo nada

el psicoanálisis sigue ahí, pero se quieren aspirinas, que se pueden tocar

debí ser soldado nazi en otra vida, porque ya no me queda malicia

pon el grito en el cielo “QUÉ PUTA SABE PONERSE LA VIDA”
en una terraza tomando café con hielo