jueves, 15 de febrero de 2007

Han sido muchos,maravillosos... PERO ESTE MI MEJOR REGALO

Siento "colgarte" aquí. Pero anoche me colgaste tú a mi.
te quiero muchísimo mamá.
(que suerte tenerte) la jua tabien ti kiede , dise que está aquí ponida dumieno.

-----------------------------------------------------------------------------------------
1) Mi abuelo vivía en una casa vieja de la calle Carretas. De él recuerdo, un cuento con olor a madera. Siempre el mismo y siempre contado a la hora la siesta. Yo al parecer era difícil de dormir y me daba tranquilidad escuchar los pitidos constantes de su bronquitis crónica.

2) El olor a Hierbaluisa del patio de mi abuela. Una abuela de la que descubrí pasados los diez, que no lo era, a pesar de nuestras muchas semejanzas. Desde entonces dejé de leer cuentos en los que las madrastras eran brujas, por embusteros y manipuladores. Y a la que echo de menos tanto como ella me dio de más.

3) Un día de reyes que pasé odiando a mi padre a mi madre y a todo ser viviente, porque tuvieron a bien regalarme una muñeca larguirucha que no hacia más que saltar de manera agotadora con una comba de alambre. Yo quería un tocadiscos como el de mi vecina. Tardé muchos años en conseguirlo.

4) Mis tardes de tertulia en Malasaña, a donde me llevaban/traían con apenas 12 años, unos vecinos estudiantes de filosofía y donde dejé de querer ser mayor, para querer ser astronauta de la “Vía Láctea”. Desde entonces me enamoré de este trozo de asfalto.

5) Una tarde en el Retiro en que se me declaró el primer hombre de mi vida, ese que luego fue de otras, pero siempre un poco mío. Mi mejor amigo desde hace tanto tiempo, que la cerveza me sabe a su nombre.

6) La primera de las muchas veces que terminé de leer “Cien años de soledad”. Todas y cada una de ellas hacía que me sintiera menos sola. Recurro a menudo a su lectura.
7) La primera vez que sentí que el amor era también una cuestión de piel. El amor, ese que un día llega y después cambia y se compone y se recompone y te llena de felicidad, y te hunde en la melancolía y te pide perdón, y se queda y se marcha para siempre. Ese al que pedí una piel que acariciar y fue capaz de dejar su pellejo por mi, por nosotras.

8) La madrugada de un 10 Febrero, mientras mi hija intentaba acometer los acordes de los “Barón Rojo” a golpe de contracción (siempre supe que amaría la música). Y más tarde, sólo poco más tarde, cuando nació de nuevo mi niña de oro, compensando con arte todas sus cicatrices.

9) A mi pesar, recuerdo la sonrisa rota de mi hermano, más que a mi hermano mismo y el grito de dolor de una mujer, su madre, la mía, a la que arrancaron de cuajo un puñado del alma y que después de aquel grito se quedó en silencio y a veces deja de estar, aunque nunca de ser.

10) Una nochevieja a unos cuantos miles de kilómetros de mi hija. Ser consciente por primera vez de la distancia, del miedo a no tener las piernas lo suficientemente largas como para correr a su encuentro, ni los brazos para evitarle un rozón en las rodillas.

11) Muchos paseos por Gredos en la mejor de las compañías, con Grunge y Pipo, mis perros, impregnándome los dedos con la miel de las jaras, consciente del privilegio de disponer de un pedacito del paraíso.

12) Hay muchos, muchos más recuerdos, pero tal vez el más nítido, el más importante, el que consigue hacerme sentir y ser y estar y temer y reir y hasta a veces llorar, sea la primera vez que escuche el llanto de mi hija, sin duda su mejor poema.



la queen de la nouit.
osea, La Reyes

6 comentarios:

silvi orión dijo...

este POEMA (porke lo es), es precioso

y entonces, si esto es un poema precioso
la persona ke lo escribió ha de ser considerada temporalmente poeta

admiro mucho a la gente mayor ke yo cuando recuerdan cosas
y ves ke se les kedó grabado en el alma
y te preguntas por ké, y la respuesta suele ser ke eske fue bello
y un poco deseas seguir sus pasos, en el sentido de ke kieres ke te pasen ese tipo de cosas bellas/verdaderas, tuyas, sobretodo tuyas


reyes, a mí me esto me encanta chica
ké kieres ke te diga
besos desde Mi abuelo vivía
hasta Su mejor poema
pasando por Grunge y Pipo
y haciendo paradita especial en Mi mejor amigo desde hace tanto tiempo, que la cerveza me sabe a su nombre.


(sonrío mientras escribo esto):
eres guay

amoremachine dijo...

quequerisquetediga....
en fin, reinareyes, que cuando sales, te sales y no hay puerta de emergencia que nos tosa,
genial
GENIAL
genial
GENIAL.

Marcus Versus dijo...

Esta es de las cosas q más me ha emocionado escuchar (y ahora leer) en mucho tiempo. Es así como debe ser la vida. Es precioso. Precioso.

Los mejores regalos no se hacen a golpe de talonario. Los mejores regalos son encima de un escenario. Hablando a la gente de como ha sido tu vida. Hablando de las cosas más duras. Y también de las más bonitas.

Llegando a la "patata"!!

Mua (en esta ocasión mis labios te besan a ti, la más queen)

Juan dijo...

Qué bonito, Reyes... los detalles otro día. Un abrazo. J

jota dijo...

hoy por segunda vez he entrado aqui, y directamente vine a leerte, porque no se puede describir con palabras lo que acabo de leer, es precioso, es... no se describirlo, hoy, he llorado al leerlo

Violeta dijo...

Hola Reyes:-) qué preciosidad d epalabras todas juntas ...:-)
Un beso