viernes, 12 de enero de 2007


Esa carretera sin límite de distancias, apechuga con seguir marcando rutas contra-destino. La niebla blanda, seca.
La misma atmósfera del último sueño que tuve, cuando no te tuve para soñar despierta.
El último día antes del después.
Antes, cuando los relojes minutaban en función de la campana de salida.
Antes, cuando los momentos eran antónimos a esta vida…
“Antes”, ahora me suena perdido al subtiempo.
Antes, de los 16, antes del sexo y antes de la música.
Así, que este resumen ego-cierto, se clavó sin martillo en mi cabeza,
Psicólogos borrachos para la dosis de Amante-terapia. Un dibujo de tus ojos, una charla con-prometida, y una historia que analizar. Lo sé. Pero no te necesito para hurgar en mis miedos (en eso que desconocemos y asusta y la imaginación engrandece). Estás justo para no tenerlos. Porque no creo nada que haya salido de una boca humana.
Se me empañan las paredes de mis costillas.
Y el vaho se extiende hasta aguijonear este hígado destrozado.
Estrés bailando por el desagüe, porque no puedo desnudarme por la calle y de ahí mis baños a media luz.
Cruzamos pupilas al arpegiar poesías en mi espalda.
Acordes que colecciono desde que mi primer polvo no se va ni con aspiradora de recuerdos.
Tocar cada centímetro en gemido sostenido a tu punteo corporal.
Toser las recompensas de años de tabaco y guerra, porque me fumé lo poco que me quedaba de (/“misery”)la miseria, y ahora sólo entrego soledad en mis canciones.
Coser carcajadas entre hagas y bufones,
Y masterizar así la melodía.
Baladas rockeras sin-con-pasión y sin armonía.
¿Recuerdas?
El asfalto de esa carretera se dividía en frames por segundo, en desviaciones hacia el reino más alejado del mundo, donde las flores crecer junto a las penas.
Acumulé una mezcla de todas las salivas, sudores, semen y etcéteras que encontré, para formar el mar agridulce que ves a tu izquierda. La orilla a la altura de los tejados, malasaña incluso antes de mis 16años.
El otro lado de la luna, lo maquillé con mi mismo color de labios, porque prometiste follarla de besos algún día.
¿Recuerdas?
Mis ojos se corrieron de placer.
Y fue entonces cuando miraste hacia abajo
Y allí estaban:
Seis Lágrimas Negras.

4 comentarios:

silvi orión dijo...

Vamos a ver, what are you selling me

esta semana mortal y la ke viene aún más
- al borde del jare, escan diría del precipicio -
vas tú con tus manitas labadas y tu cabeza amarilla
perdón, amariya con Y
- aunke escan diría ruvia con V -
y escribes algo inmortal.

“Al día siguiente” (frase ke nos hace mucha gracia a los ke no dormimos)
encontré en mi bolsillo este arte tuyo
en formato folio besado,
no me acordaba de ke me lo hubieras dado
¿lo hiciste sin ke me diera cuenta o ké?
(mira ke eres zo..., bueno, no digo nada por si lee esto reyes)
ké coño! mira ke eres zorra, tía, tú mira cómo escribes!
mira lo ke me haces hacer! – me encanta esa frase.

El caso eske kería ke supieses
ke aun chapoteando entre stress de curro y cerveza
ayer llevaba este folio en el bolsillo del pantalón
esperando ke los cualkieras me dejaran sola un momento, momento antónimo
y pudiera leerlo de stranjis in the middle of nowhere.

También tienes ke saber ke cuando lo leíste en el atril
se me inundaron de tty los ojos
vamos, ke casi me corro.

Momentos antónimos.
Me gusta mucho lo ke está entre paréntesis, las dos cosas ()
tekiero preciosa, mi preciosa, punk-rock princess
1berso:
la vida se mide por kilómetros a la espalda.

firmado FIRMAMENTA

pd. gracias por tocarme la guitarra

amoremachine dijo...

mencanta
mencanta
mencanta
sixblacktears.


la sombra de ojos es lo
que tiene..

tayler dijo...

la primera vez te lo escuché tirado en tu cama fumando un peta.
la segunda fue en el buckowski,
y ya sé que nunca te pedido la tercera, pero ahora que te firmo teniendote tan cerca, me hace gracia decirtelo así de bajo, como un susurro de letras, porque todo tiene sentido y eso no es para nada malo.
guapa.
yo sí bebo ruvia la cerveza pa acordarme de tu pelo, ya sabes que antes solo bebía cerveza negra, no?

Anónimo dijo...

how many black tears... es tan gotik-punk-post-moderno-indie-fashion que como quiero ser como tú, no me lo he pensado y... lo prometido es deuda,,, ya tengo un blog!! somos de la misma era cyber-poética... y tus sudores que llegan a mis agridulces tejados se mezclarán en este etéreo espacio carente de tinta y papel con mis barbaridades verborreicas que prometo.. no serán pocas..

Me encantó rubia malhablada..mil besos... te veo el miércoles!!!