viernes, 1 de diciembre de 2006

Lo más bonito que jamás vi por las mañanas.
Arriba luchando por yo y por nosotros.
Siento coger siempre tus zapatillas, siento la risa que nos entra por la puerta, siento… porque te tengo cerca.
Desatascando el fregadero aún defines el fino erotismo puro con porquería entre los dedos. Genuino arte el tuyo para el bricolaje, para pescado los sábados y siesta al a par.
Al parecer tus brazos por las noches, me quitan el dolor de cabeza.
Este together que persigo, mata la grunge que llevo dentro.
Intentar entenderme, desearme como que soy la niña de tus ojos: Reina, Reina.
Moldeaste mis piernas y sólo me pides “contigo a cambio”.
Nuestras paredes no pueden soportarnos dentro.
Te brindo: tu cuerpo contra el mío.
Monotonía verdadera,
Maravillosa mía,
Que no cambiaría por la libertad que presumo.
Me sumo a los tontos enamorados.
Me la suda que no esté bien visto socialmente: pero estoy enamorada.


Mamá, gracias por enseñarme que no necesito un marido.

1 comentario:

REYES dijo...

Se te olvida decir que yo no soy sin tí.
Se te olvida decir que erea mi yo más genuino, que eres esos genes que no usé para regalártelos sin chupar.
Que eres el rescoldo inagotable de un hermoso amor y eres .... siempre eres, siempre mi niña, mi orgullo, mi paz.