jueves, 14 de diciembre de 2006

NUNCA FUI BUENA PONIENDO TÍTULOS

Aquellos resulta que llevan eleven years y hoy brindaban sus cervezas porque hoy se quieren más. Mañana, cuando les vea, volveremos a brindar y yo gilipoyas ante los mortales que me siguen sorprendiendo. Una Mediocre, me medio creo. Pero ella es la mitad... de sus sentidos. Fifty fly years podrían vivir de la mano.


Mi dedo índice contra tu pulgar.
El aire circula por la laringe.
A ratos me "mimas, me finges"
Ser tu princesa del culo de fresa,
castillos de celofán.
Tus pantalones seducen a mis minifaldas para montárselo en el suelo sin nosotros. Me entrecorto entre largas veladas dónde olvido si esta palabra era tuya o era mía, o la escribí cerca de tu ombligo, o se escribió sola y sólo tú y yo la leímos. Esa manía de follar en forma de poema.

El tendero de la esquina me pregunta qué tal va la vida... y yo: - Bien, en fin.. liada con esto de cambiar el mundo. No sé entonces por qué nos hundo. Tú lengua más larga de lo que ya sabía. Tú, díscola imagen de lo único que quiero por Navidad. Yo te me regalo y espero bajo el árbol con un lazo azul, mi cielo.
Otros cantan El Cadillac Solitario, y mi madre me mira con empatía. Mis chicos iguales que mi padre: chulos borrachos buscando nenas. A propósito, Carlos consiguió leerme lo más bonito que ha hecho: conocer a Inés.

A veces me pregunto (y esto lo reconozco porque nadie me ve mientras lo digo): Si el flechazo de mi generación, si la suerte de esta terrible colmena gestada, si príncipes, si hadas... Si de pronto averiguo que yo lo ví y allí estuve en cuerpo y alma y otra cosa que no sé cómo se llama pero que está ahí. Si se descubre y se vende y la multitud se deja llevar, y se pierde el significado primario de esto que no sabemos pero que está... Si Benedetti comparte página con uno de vosotros, si uno de vosotros viste traje comentando museos en un reportaje, si la foto del año la encuadró uno de vuestros ojos, si el Oscar o el Nobel... Si lo pienso tan en serio... como si fuésemos en serio: y cambiáramos unidos esta mierda sin habernos licenciado en ciencias o en políticas... "En California me cuesta entender las poesías". Lado sin pared sobre el costado izquierdo para dormir, y sudo por 4pliegues de mi piel. Soy cómo la chica del póster de la consulta de psiquiatría. Montón de papeles y pieles para seguir pidiendo poco más.
No sé cuantas noches de estas me quedarán;
pero pienso fundírmelas contigo.

2 comentarios:

amoremachine dijo...

incrible,

era sé que se era una princesita rosa que tenía un mundo por descubrir,
era sé que se era que un mundo la descubrío a ella,
era sé que se era que los mundanales seres de ese mundo no salían de su asombro,
era sé que se era que aunque siendo la mayoria de ellos replubicanos (pero no de los de america, si no de los de aquí), pués eso al conocer ésta maravillosa princesa se hicieron monarquícos,
era sé que se era, que bueno, que como acaban todos los cuentos, sí, con eso de que todos somos felices y que comamos.......animalillos no porfa......fruta, sí, mejor fruta.

moraleja: que alguien enseñe a los borbones a engendrar príncesas, coño.

un bsus de dos, guapissssima

Juan dijo...

We missed you on Thursday... xxx